bromo-piscina-spa

La desinfección de piscinas con bromo es una de las mejores alternativa al cloro, ya que es un producto químico muy eficaz para acabar con algas, bacterias, hongos y virus. Funciona bien en una mayor rango de niveles del pH y su capacidad oxidativa destruye cualquier materia orgánica que haya en el agua de la piscina o el spa.

Lo hemos comentado un poco de pasada, pero la tolerancia a altos niveles de pH es un punto a favor muy importante para los residentes en Málaga y concretamente en la Costa del Sol, donde los niveles de pH suelen ser elevados. Hasta con un nivel de pH de 8 el bromo mantiene un 90% de nivel de eficacia, mientras que el cloro en esos niveles apenas mantiene un 30%.

desinfeccion-piscina-bromoEl bromo se puede administrar de diversas maneras, siendo las tabletas el formato más cómodo ya que hay tabletas que combinan bromo y cloro para una acción lenta, siendo necesario contar con un dosificador automático que se instala a modo de by-pass como vemos en el esquema.

O bien hay tabletas de bromo combinado con oxígeno activo para una disolución rápida por si queremos hacer un tratamiento de choque que se puede administrar directamente en la piscina.

Cloro vs Bromo para piscinas

Una de las flaquezas del cloro como desinfectante para piscinas son las cloraminas o cloro combinado, llamado así porque se trata de una combinación de cloro con componentes orgánicos que se van a acumulando en el agua cuando no hay cloro libre suficiente. La consecuencia es que el agua puede emanar un fuerte olor a cloro y producir irritaciones en la piel y los ojos de los bañistas.

Este subproducto apenas tiene capacidad de desinfección y por desgracia es bastante estable, lo que obliga a realizar un tratamiento de choque para conseguir una alta concentración de cloro libre que lo elimine, lo que implica un mayor gasto en producto químico.

La desinfección de piscinas con bromo también puede dar lugar a la combinación de bromo con componentes orgánicos, en este caso se denominan bromaminas (NHBr2), ahora bien la gran diferencia es que este bromo combinado tiene casi la misma capacidad de desinfección que el bromo libre, además no produce malos olores ni irritaciones.

Pero eso no es todo, ya que estas bromaminas son destruidas en poco tiempo por el bromo libre, al descomponerse se producen iones de bromuro que empleando un compuesto oxidante adecuado, como puede ser el cloro (de ahí las tabletas de bromo y cloro), permite realimentar las reservas de bromo libre, lo que también se conoce como banco de bromo.

Ventajas de la desinfección con bromo

Las ventajas de la desinfección con bromo las hemos ido relatando a lo largo del presente artículo, pero para que quede más claro las vamos a resumir en cuatro puntos clave y que probablemente te harán decidirte por el bromo si es que quieres hacer el cambio para disfrutar de un agua de mayor calidad.

1. Mantiene su efectividad con altos niveles de pH, podrás relajarte con este tema, ya que con niveles de pH entre 7 y 8 el bromo mantiene un nivel de desinfección superior al 90%, mientras que cloro cuando nos salimos del rango de 7 a 7,4 pierde efectividad de forma dramática.

2. Mantiene su efectividad con agua a temperaturas más elevadas, concretamente hasta 40º, lo cual sitúa al bromo como la mejor opción para la desinfección de piscinas cubiertas o climatizadas, bañeras de hidromasaje, spas y por supuesto cualquier piscina de exterior, especialmente en Málaga donde en los meses de verano hace mucho calor.

3. El agua desinfectada con bromo no huele ni irrita, es cierto que puede producir bromaminas pero este subproducto fruto de la combinación de bromo y materia orgánica, a diferencia de las cloraminas, posee casi la misma capacidad de desinfección que el bromo libre. De hecho, al emplear este desinfectante no vale la pena distinguir entre bromo libre y bromo combinado como ocurre con el cloro, ya que todo el bromo presente en el agua actúa como desinfectante.

4. Tiene una elevada capacidad algicida, de hecho el bromo aún en concentraciones inferiores al cloro le supera en el control y eliminación de algas. Si suele tener problemas de algas en su piscina y sufre algunos de los problemas mencionados anteriormente, debería plantearse seriamente usar este producto químico para la desinfección.

Por su eficacia y su coste muchos consideran el bromo como un desinfectante para piscinas de gama alta, sin embargo es más práctico verlo como un producto de calidad que requiere de una mayor inversión, pero que sin duda compensa dada la calidad de agua que podremos disfrutar.