cubierta-burbujas-ribete

Muestra de cobertor de burbujas con ribete cosido y ojales de latón

El cobertor o cubierta de burbujas para piscina es un complemento fácil de utilizar y barato, en este artículo vamos a ver las ventajas que nos aporta y porqué recomendamos a todos los propietarios que tengan una cubierta de este tipo tanto para el verano como para proteger durante el invierno.

Las cubiertas de burbujas para piscina o spa suelen ser de color azul y el material de fabricación es polietileno, un material resistente y ligero que se desliza sobre el agua porque flota gracias a todas esas burbujas. Este tipo de cubierta se puede recoger de forma manual para plegarla o bien con ayuda de un enrollador.

La opción más económica es la cubierta de burbujas sin ribete, simplemente cortada a la medida de nuestra piscina. En algunas grandes superficies se pueden adquirir en diferentes medidas. Nosotros como profesionales de la piscina recomendamos invertir un poco más para adquirir una cubierta de burbujas con ribetes de polietileno cosidos que aumentan la vida útil del cobertor y además permiten instalar unos ojales de latón niquelado que facilitan la fijación y retirada de la cubierta.

Si su piscina tiene una forma o unas medidas poco estándar no se preocupe, ahora puede ponerse en contacto con Piscinas CODE o visitar nuestra tienda de piscinas en Fuengirola para que le hagamos un presupuesto para una cubierta de burbujas a medida, con las calidades que desee y si fuera necesario con los recortes para escalera.

Más ventajas de la cubierta de burbujas

piscina-elevadaEste tipo de cubierta vale para todo tipo de piscinas, no importa la forma que tengan, si es de interior o exterior, o si se trata de una piscina construida, elevada o desmontable, las cubiertas de burbujas para piscinas son fáciles de instalar y muy económicas, pero tienen más ventajas que vamos a comentar a continuación.

Ahorro de agua y producto químico: una ventaja muy interesante es su capacidad para ahorrar agua, durante todo el año y especialmente en verano a lo largo del día se evapora mucha agua y con ella el producto químico de mantenimiento, colocando un cobertor de burbujas podemos reducir drásticamente la evaporación.

Mantiene la temperatura: las cubiertas de burbujas también se denominan cobertor de verano o cobertor isotérmico porque vienen muy bien durante la temporada de baño, ya que este material impermeable preserva muy bien la temperatura en piscinas climatizadas. Igualmente, aunque no tengamos un sistema para calentar el agua, aquellas piscinas que estén expuestas al sol consiguen incrementar algunos grados la temperatura del agua a coste cero.

Dependiendo de su presupuesto, le podemos ofrecer también cubiertas ultra-isotérmicas que mantienen mucho mejor la temperatura, con tratamientos anti-bacterias, y cubiertas de burbujas de alta resistencia que van con una película de tejido en la parte superior para aumentar su durabilidad.